jueves, 3 de diciembre de 2015

Bajarse los pantalones

Las referencias a los pantalones constituyen, sin duda, uno de los ejemplos más claros del sexismo que todavía subyace en nuestro lenguaje.  Así, seguimos diciendo que alguien lleva los pantalones bien puestos cuando ejerce su autoridad, cuando es sabido que, en todos los hogares vascos y en casi todos los del resto de España, mandan las mujeres.  También decimos que alguien se puso los pantalones o que se viste por los pies, reflejando la asociación de esta prenda de vestir con la autoridad, el coraje y la determinación.

Se comprenderá, por ello, que la expresión "bajarse los pantalones" lleve aparejadas connotaciones reprobatorias o, al menos, críticas frente a un proceder poco edificante.  El Diccionario de la Real Academia Española hace equivaler esta locución verbal a "ceder en condiciones poco honrosas".  El Diccionario de Uso del Español de María Moliner, por su parte, aporta la siguiente definición: "ceder de manera humillante ante alguna presión".

Nos encontramos, como se ve, en la circunstancia de tener que renunciar a nuestras opiniones o pretensiones, generalmente después de haberlas defendido con insistencia y vehemencia, y hacerlo además poniendo en peligro nuestra dignidad.  No estamos muy lejos de otra expresión ("bajarse del burro") a la que ya hemos dedicado una entrada, aún cuando en ese caso concurre además el elemento de que la pretensión inicial no parecía enteramente justificada o bien soportada.

En inglés, las expresiones que podemos utilizar para expresar esta idea no son tan gráficas o elocuentes como la que hoy nos ocupa.  Tal y como apuntan los autores del segundo volumen de Word Up !, las dos locuciones verbales que mejor se adaptan a expresar la idea que buscamos son to cave in (también simplemente to cave) y to give in.

El Cambridge Advanced Learner's Dictionary define la primera como "aceptar algo que antes no aceptabas después de que alguien te persuada o te amenace" ("to ​agree to something that you would not ​agree to before, after someone has ​persuaded you or ​threatened you").  Para to give in el CALD nos ofrece dos valores similares.  De un lado, equivale a "aceptar finalmente las pretensiones de alguien después de haberlas rechazado previamente" ("to ​finally ​agree to something that someone ​wants after first ​refusing"). Y, de otro, a "aceptar que has sido derrotado, abandonando la discusión o la pelea" ("to ​accept that you have been defeated and ​stop arguing or fighting").

Apuntemos finalmente que, como hicimos notar en la entrada que dedicamos al curioso concepto "pillar en bragas", la expresión inglesa to be caught with the pants/trousers down tiene precisamente ese valor y no el que aquí nos ocupa u otros con connotaciones lúbricas.

Ejemplos prácticos:
  • Después de meses de conversaciones, se tuvo que bajar los pantalones y acabó en Londres sin condiciones de expatriado.  After months of discussions, he had to cave in and ended up in London without expatriate status.
  • Había rechazado nuestra oferta pero tres días después nos llamó y se bajó completamente los pantalones.  He rejected our offer but three days later he called us and gave in completely.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada