domingo, 25 de octubre de 2015

Cambiar el agua al canario

Las largas reuniones que caracterizan la jornada laboral en la moderna oficina obligan a una cuidadosa planificación para evitar urgencias fisiológicas. Incluso reduciendo la ingesta de líquidos hasta el mínimo indispensable, con frecuencia nos vemos obligados a excusar de manera más o menos ocurrente nuestra presencia en alguna reunión o conversación para ir al servicio.

No es menos cierto que esta visita al cuarto de baño ya no es la disculpa por excelencia para sustraerse temporalmente al tedio o al desatino que suelen caracterizar los comités, distinción que ha ocupado por derecho propio la llamada al móvil, real o fingida.  Este subterfugio nos ahorra, además, tener realmente que visitar el cuarto de baño de la oficina moderna y comprobar que la capacidad del ser humano para conducirse de manera abominable no conoce límites tras la puerta de un retrete.

En todo caso, las visitas al servicio precisan de una explicación, no en vano nos podemos referir a esa estancia como "el excusado".  En castellano, solemos decir que vamos a "hacer un pis" o, de forma mucho más ocurrente, a "cambiar el agua al canario".  En los últimos tiempos, ha conocido fortuna la expresión "voy a echar un meo", probablemente por el guiño que incorpora, al quedar generalmente tácita la segunda parte ("y, de paso, me la veo") de una locución a mitad de camino entre lo pueril y lo procaz.

La forma de referirse al cuarto de baño es bastante diferente en el Reino Unido y en los Estados Unidos.  A este lado del charco, es más frecuente escuchar loo o toilet, pero ambas pueden resultar ridículas o desconcertantes en los Estados Unidos.  El autor asistió hace años a un bochornoso episodio en Nueva York en el que el uso de la primera expresión provocó carcajadas en una audiencia norteamericana.  En aquellos pagos, es más frecuente emplear el muy eufemístico restroom.  Conviene notar que bathroom no se emplea para referirse a los servicios en un lugar público.  En una línea más pintoresca, podemos recurrir también a la expresión to go to the john, sobre cuyo origen existen diversas teorías aunque probablemente sea un velado homenaje a Sir John Harington, a quien se atribuye la invención del retrete a finales del siglo XVI.

Existe, por otro lado, una expresión inglesa más idiomática que puede utilizarse en este contexto: to spend a penny (literalmente, gastarse un penique). La expresión se origina en Gran Bretaña en el siglo XIX, cuando los cuartos de baño en los lugares públicos (especialmente las estaciones) requerían para su uso del pago de un penique.

Si se nos permite una nota abiertamente pedante, recordemos que antes de 1971 el sistema monetario en el Reino Unido no era decimal y una libra se componía de 20 chelines (shillings) que a su vez se descomponían en 12 peniques (penny, plural pence). Por si fuera poca complicación, también existia la corona (crown) que equivalía a 5 chelines o, como el avezado lector ya habrá sin duda deducido, un cuarto de libra.

Ejemplo práctico:
  • Perdóname un segundo, voy a cambiar el agua al canario. Excuse me for a sec, I need to spend a penny.

Esta expresión es de uso frecuente en los paises de habla inglesa, dando lugar a situaciones confusas para los extranjeros y a ocurrencias como la del fundador y presidente de Ryanair, Michael O'Leary, que hace unos meses apuntó, según este artículo de BBC News:

"One thing we have looked at in the past, and are looking at again, is the possibility of maybe putting a coin slot on the toilet door, so that people might actually have to spend a pound to spend a penny".

4 comentarios:

  1. Enhorabuena señor Vallejo por la entrada de hoy, tan brillante como de costumbre.

    Sin embargo, lo primero que me ha llamado la atención es el uso que hace de la preposición "DE" en lugar del artículo "EL".

    Aunque no se trate de un método científico irrefutable, si hacemos una busqueda en Google, vemos que aparece con mas frecuencia "Cambiar "EL" agua al canario" y así es como yo lo había escuchado siempre.

    En cualquier caso comentar que por similares razones, que al otro lado del charco dicen "go to the john", aquí se hizo popular durante la transición a la democracia "ir a ver a Roca", en referencia a la popular marca de sanitarios.

    Posiblemente también ayudó a popularizar esta expresión, el hecho de que un relevante parlamentario catalán con el mismo apellido, Roca, fuese uno de los protagonistas de la escena política de la época.

    Lo que es innegable es que la ocurrencia del señor Michael O'Leary, como diriamos en Asturias,...

    "ye pa' ir a mear y no echar gota"

    We have to admit he has a very personal sense of humour,...

    "a pound to spend a penny"

    It was confusing the first time I read it but now "the penny has dropped" :)))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que tienes toda la razón, Asturiano. Nunca lo había pensado pero lo cierto es que es claramente como tú dices. De otra manera, puede parecer que tenemos al canario en remojo. Corregido. Gracias.

      Eliminar
    2. Quite true, Arturo, asking one about the ‘loo’ in the US would be met by puzzling and/or quizzical smiles, particularly among those who have never visited the UK. That said, there similar expressions in use here which I imagine would be met by equally puzzled looks on the east side of the pond. A few good examples are:

      ‘Where can I take a leak?’ (donde puedo hacer un pis) and ‘I need to tap a kidney’ (literally – necesito sangrar un riñón).

      The one which I imagine would incite the most confusing looks would be ‘I need to see a man about a horse’ (literally - Necesito a ver un hombre sobre un caballo) which allegedly originates from an obscure 19th century play.

      See: http://en.wiktionary.org/wiki/see_a_man_about_a_horse

      Eliminar
  2. Well done Sr. Vallejo. In truth it would be an impossible task to cover such subjects as “lavatories” and “money”, both of which play a large part in British language slang, expressions and euphemisms as readers may see from wiki.

    http://en.wiktionary.org/wiki/Appendix:English_toilet_slang

    When the UK changed to decimal currency, the half crown (or half-a-crown), equivalent to £1/8, was popular and used in daily transactions. For many years Crowns have only been produced to commemorate special occasions e.g. the death of Winston Churchill in 1965.

    http://www.coins-of-the-uk.co.uk/pics/5s3.html

    In 1971 the slots on toilet doors were altered from the “old penny” to accommodate the “new 2 pence coin” (a 400% price increase!).

    Also, people immediately tired of saying “new pence” and took to saying “p” (as in the letter of the alphabet, pronounced as “pi” in Spanish), which continues today. The words “penny” and “pence” are rarely heard in daily conversations unless referring to the physical coinage.

    So, we never had the opportunity of saying “1 p for a pee”. Personally I still use the expression “to spend a penny”, even though it’s likely to cost a pound. And yes, when needs arise, it’s "de perdidos al río" or “in for a penny, in for a pound”.

    http://www.usingenglish.com/reference/idioms/in+for+a+penny,+in+for+a+pound.html

    ResponderEliminar